domingo, 15 de abril de 2012

TRASTORNOS ESPECIFICOS DEL DESARROLLO.


TRASTORNOS  ESPECIFICOS DEL  DESARROLLO.

Los trastornos específicos del desarrollo  de  refiere a  serias dificultades en el lenguaje oral (tartamudeo), la ortografía, la lectura (dislexia),  en el aprendizaje, en el calculo  o la función motora (tics).  Estas funciones se  encuentran desarrolladas en un  nivel  muy inferior a lo  esperado  para  la  edad  cronológica,  coeficiente  intelectual  y nivel  de  escolaridad  propios  de  la   edad.
En   la  infancia,  la  angustia  patológica,  cuando  no  existen   estresores  psicosociales, se  manifiesta  en  los   siguientes  trastornos.   Trastorno de  angustia  de  separación,   trastorno de  evitación,  trastorno  de  ansiedad  excesiva,    fobias  y  depresión.

TRASTORNO   DE  ANGUSTIA  DE   SEPARACION.
Este  trastorno  tiene  como  principal  síntoma,  una  angustia  intensa  que  llega  al  pánico.  El   niño  experimenta   esta  angustia cuando  se  separa  de  alguno  de  los  padres.  Dicha  angustia  interfiere  con sus  actividades  normales, por  ejemplo, el  niño  en su vivienda no  puede  despegarse  de uno  de  los  padres  y le  sigue  a todos  lados o se  rehúsa a  salir   del  hogar,  hacer mandados  o  dormir  en  casa  de  un amigo.  Generalmente,  estos  niños  presentan  síntomas  físicos  como  dolor   de   estomago,  cefaleas  o  vomito.  Se  expresa  también  como  fobia  escolar  al  rehusar  asistir a la  escuela  por el temas  de  no volver a  ver  a sus  padres.

TRASTORNODE EVITACION
Es una reducción persistente y grave del contacto con l as personas extrañas que interfieren en el funcionamiento psicosocial. Los niños están interesados en la relación social pero le temen.

TRASTORNO DE ANSIEDAD EXESIVA.
Los rasgos diagnósticos son: una preocupación y una conducta temerosa excesiva que no se centra en una situación u objeto específico ni se debe a estresores psicosociales.

FOBIAS
Las fobias del os niños son miedos intensos a situaciones u objetos específicos que no tienen una explicación lógica para que generen un grado de ansiedad anormal o  un miedo irracional, como por ejemplo, el pánico que algunos niños sienten hacia los perros.


DEPRESION
Es un trastorno totalmente identificado en niños entre 6 a 12 años. En ellos, los sentimientos negativos persisten durante un largo periodo sin que en muchas ocasiones exista una causa identificable. Los padres consideran que es su forma de ser y muchos médicos no la diagnostican por lo que en muchos casos se llega al suicidio

RETRASO MENTAL.
Se define como el coeficiente intelectual  inferior al promedio. Se acompaña de deterioro en la capacidad adaptativa. L a capacidad intelectual menor al promedio corresponde a un CI inferior 70. Se divide en:
LEVE: CI de 69 a 70
MODERADO: CI de 49  a 35
GRAVE: CI de 34 a 20 
Profundo: CI inferior a 20 (de 19 hacia abajo)


TRASTORNO AUTISTA O TRASTORNO GENERALIZADO DEL DESAROLLO
En el trastorno psiquiátrico mas grave se presenta en los niños. Afecta la capacidad intelectual, la percepción y la comprensión del lenguaje. Los niños asumen posturas extrañas o realizan movimientos poco usuales. Se hace aparente hacia los 30 meses de edad y es tres veces más común en niños que en niñas. Son indiferentes, no miran alas personas y no saben recibir muestras de afecto ya que estas expresiones les generan tensión.
No se relacionan con los demás. S e apegan demasiado a una persona en particular y no buscan ayuda si se lastiman o están enfermos. Cuando crecen, no entablan amistades,
Tienen muchos problemas para entender todos los aspectos de la vida cotidiana. El problema de comunicación se debe a que no aprenden hablar  o no entienden lo que seles dice. Su tono de voz es alto y no notorio. Tienen movimientos estereotipados.
No toleran los cambios de su ambiente y explotan si se les cambia de lugar.

TARTAMUDEO
Esta caracterizado por la alteración dela fluidez y la organización temporal normales  del habla. Su expresión v verbal es inadecuada para la edad del niño

DISLEXIA
Significa dificultad para leer, se reconoce al medir el rendimiento en la lectura mediante pruebas de precisión o comprensión y aplicadas individualmente. El resultado se sitúa de forma sustancial por debajo de lo esperado de acuerdo con la edad cronológica del niño, a su coeficiente intelectual y ala escolaridad propia de su edad









PSICOPATOLOGIA DE LA ADOLESCENCIA
En la etapa de la adolescencia también se presenta  diversas psicopatologías. Entre las más importantes se encuentran el abuso de sustancias, los trastornos de alimentación y la esquizofrenia, los trastornos de ansiedad, depresión y suicidio.



CONSUMO Y ABUSO DE SUSTANCIAS
Son muchas las causas que conducen  a los jóvenes a consumir drogas, entre ellas se encuentran las genéticas, las psicosociales o la presencia de algún trastorno  mentales.
También influye la transformación física, emocional e intelectual que sufren los adolescentes en esta etapa y que implica una completa reorganización del aparato psicológico para adecuar a los cambios sexuales que repercuten en todo su funcionamiento mental


La adolécesela esta considerada como la etapa de mayor peligro en el inicio del consumo de sustancias. Proporciona a los  adolescentes la ilusión de obtener seguridad y confianza, aspectos que les permiten  una intensa vinculación con el grupo, elemento necesario, por la necesidad de pertenencia que experimentan n estos años. Intervienen  además la presión que los amigos ejercen sobre el adolescente para que consuma sustancias, agravada por la necesidad de aceptación y el no saber decir no, al considerar que si se niega, conllevaría el rechazo del grupo.
El consumo de sustancias se inicia con la experimentación, los jóvenes muchas veces son inducidos por la curiosidad de experimentar el que se siente. En ocasiones el placer o el adormecimiento sentido en las primeras experiencias los lleva a consumir nuevamente la droga en busca de lograr estas sensaciones. Cuando esto sucede, se pueden llegar alas diferentes etapas del consumo de drogas que son:
a)    Abuso (consumo problemático)
b)    B(Intoxicación
c)    C) Consumo regular excesivo En estas etapas se producen daños físicos y problemas sociales, además se presentan los fenómenos se dependencia y tolerancia que son los que provocan el aumento en el consumo de dosis.

SUSTANCIAS ADICTIVAS
Algunas sustancias adictivas son:

ALCOHOL
Es el depresor de los sistemas nerviosos central mas utilizado. Los adolescentes mayoritariamente también inician el consumo de sustancias con el alcohol y es a aquel con mas frecuencia se le asocia a accidentes. La dependencia del alcohol se identifica por el fenómeno de tolerancia  a los síntomas de abstinencia

INHALANTES
Las sustancias que se inhalan no son únicas, son una mezcla de varias, capaces de producir efectos  psicoactivos, como generar dependencia abuso e intoxicación


TRASTORNO DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA
En el control dela ingesta de alimento participan varios factores uno de ellos es genético, representando por el gen ab cuyo material genético es la leptina, su funciones suprimir el apetito  y estimular el el metabolismo. Ente los trastornos de la conducta alimentaria mas graves están la anorexia nerviosa y bulimia nerviosa.


ANOREXIA NERVIOSA.
Las pacientes anoréxicas tienen una distorsión de la imagen corporal  tanto de su forma como de su tamaño y un fuerte pavor ala gordura o ala flacidez  muscular, aun cuando estén muy debajo de su peso normal.

CARACTERISTICAS
La paciente con anorexia nerviosa percibe su imagen corporal de manera distorsionada. Se ve gorda aunque en realidad está delgada.
La anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria. Su definición establece como característica principal la pérdida auto-inducida de peso, provocada por una preocupación anómala por la forma y el peso del propio cuerpo, que más tarde se manifiesta mediante el control excesivo de la ingesta de alimentos. Se presenta normalmente en la adolescencia (14-18 años de edad), también en edades más tardías (20-40 años). Es más frecuente en las mujeres, aunque existen casos en varones.
Debemos analizar sus características desde las siguientes perspectivas:
§  Por lo que se refiere a los hábitos alimenticios, las personas que padecen anorexia nerviosa disminuyen voluntariamente total o parcialmente el consumo de alimentos y seleccionan aquellos que ayuden a la reducción del peso. Llegan a realizar registro diario de las calorías consumidas y muestran un comportamiento obsesivo por las comidas.
§  El comportamiento de las personas que padecen este trastorno es muy variable dependiendo del paciente y la fase de la enfermedad. Al principio, mienten constantemente a los que le rodean, normalmente a la familia, como método para evitar las comidas y acelerar el proceso de pérdida de peso. Otros pacientes practican ejercicio físico en exceso o se provocan vómitos de forma intencionada. Algunos toman laxantes y diuréticos para intentar acelerar el proceso. Con el paso del tiempo, muchos pacientes van aceptando su enfermedad y dejando de mentir, otros no consiguen llegar a esa etapa.
§  Se considera que en la anorexia nerviosa existe una sobrevaloración de la importancia que tiene la forma corporal. Se percibe la propia imagen corporal distorsionada, es decir, más grande de lo que realmente es, por lo que se busca de manera continúa el adelgazamiento. Los pacientes pueden sufrir además diferentes síntomas: depresiónansiedad, tristeza infundada, pensamientos irracionales y hábitos de autolesión física.

TIPOS
Existen dos subtipos de anorexia nerviosa según el DSM (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales):
§  Restrictiva: Se caracteriza porque el paciente intenta disminuir de peso realizando dieta y practicando ejercicio físico. No existen vómitos auto provocados ni consumo de medicamentos para acelerar la acción de la dieta.
§  Purgativa: Además de la dieta y el ejercicio, las personas afectadas por esta modalidad se auto provocan el vómito, generalmente intentan ocultarlo para que nadie lo sepa. Es frecuente que esta práctica se difunda a amigas o se copie de series de televisión. Además consumen diversos medicamentos que supuestamente pueden ayudar en la disminución de peso.

Causas
La causa real que origina este trastorno se desconoce. Existen multitud de teorías que intentan explicar su aparición, la mayor parte de las mismas inciden en los aspectos psicológicos como los principalmente implicados. Sin embargo los desórdenes alimentarios también podrían tener causas físicas de origen bioquímico y la disfunción serotoninérgica parece jugar algún papel. El hecho de que la anorexia nerviosa tienda a presentarse en determinadas familias sugiere que la susceptibilidad a este desorden podría ser heredada. Se ha sugerido que la causa de la anorexia nerviosa no debe buscarse en un único factor, sino en una combinación de ciertos rasgos de la personalidad, patrones emocionales y de pensamiento, factores biológicos, familiares y sociales.  Resumiendo, se puede afirmar que parece existir una predisposición genética y son más susceptibles las adolescentes del sexo femenino con ciertas características de la personalidad (personas perfeccionistas, inseguras, estrictas, constantes, autoexigentes). Desempeñan un papel no totalmente aclarado las circunstancias familiares y socioculturales. No puede descartarse la implicación de un factor endocrinológico o bioquímico no totalmente conocido. 

§  Factores genéticos. La importancia de los factores genéticos viene dada por las aportaciones de diferentes estudios en los que se ha comprobado que existe una concordancia diagnóstica del 70% cuando se analizan los historiales médicos de gemelos idénticos. Estas cifras se reducen a únicamente el 20 % cuando se trata de gemelos no idénticos. También se ha comprobado que las hermanas de las pacientes tienen mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad. La susceptibilidad genética podría deberse no a un único gen, sino a la interacción entre diferentes genes.
§  Factores bioquímicos. En varias publicaciones se ha puesto de manifiesto que pueden existir en la anorexia nerviosa niveles excesivamente altos de un neurotransmisor cerebral llamado serotonina. Se cree que la serotonina interviene en los mecanismos bioquímicos que controlan la saciedad. Además se ha comprobado que muchos de estos pacientes presentan una anomalía de origen genético en el receptor celular para la serotonina tipo 5HT2A.
§  Factores psicológicos. Se ha afirmado que la mayoría los pacientes presentan una personalidad previa al inicio de la enfermedad, caracterizada por tendencia al perfeccionismo, baja autoestima y personalidad obsesiva. Por otra parte, la imagen que una persona tenga de sí misma puede ser factor de riesgo si ésta es negativa. Rosa M. Raich dice en uno de sus libros: "El sentirse gordo es una de las causas más frecuentes que inciden en la aparición de trastornos alimentarios, y en realidad no es necesario que la persona presente un sobrepeso real, tan sólo es necesario que piense que lo es y que esto le afecte".
§  Interpretación psicoanalista. La interpretación psicoanalista pone especial énfasis en que se trata de jóvenes que no son capaces de separarse psicológicamente de la figura materna y que la inanición tendría el significado inconsciente de evitar el crecimiento. La maduración de los órganos genitales que tiene lugar durante la pubertad, puede considerarse por el paciente, según algunos psicoanalistas, como la pérdida del cuerpo idealizado de la infancia.
§  Problemática familiar. Los problemas dentro del seno familiar pueden ser factor causal de las desviaciones de la conducta alimenticia. La influencia de la autoridad o falta de la misma de padre, madre u otro miembro de la unidad familiar, podría ocasionar respuestas o conductas dañinas. Los conflictos intrafamiliares, especialmente con la figura materna y las familias de tipo disfuncional son otro factor que tradicionalmente se ha señalado como posible causante. Asimismo, la renuncia a alimentarse, puede considerarse según algunos sicólogos, como un acto de venganza hacia los padres.
§  Factor social. Se ha postulado por parte de diferentes investigadores, la influencia que puede tener en la génesis de la anorexia nerviosa el modelo de cuerpo femenino, extremadamente delgado, que se toma como patrón de belleza en diferentes medios de comunicación audiovisuales. La asociación de la intensa delgadez con la belleza y su utilización como prototipo de modelo ideal al que todas las mujeres se deben aproximar, puede ejercer un papel, cuya importancia exacta aún no se ha determinado, en el inicio de la enfermedad. Esta influencia es menos potente en el caso del varón, pues el modelo masculino suele ser representado con mayor masa muscular y por lo tanto menos delgada. En el clásico estudio llevado a cabo por Garner y Garfinkel, se pudo comprobar que entre las personas relacionadas con profesiones en las que se daba gran importancia a la delgadez, como modelos y bailarinas, existía mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad. La llamada anorexia atlética tiene lugar en deportistas que voluntariamente restringen la ingesta alimenticia a fin de intentar aumentar su rendimiento. Simultáneamente a la pérdida de peso, aparecen rasgos obsesivos y fóbicos. Esta conducta es parecida a la que tienen en ocasiones algunos profesionales del ballet, por ejemplo. Adicionalmente, las personas con desórdenes alimenticios tienden a tener relaciones sociales problemáticas o presentar antecedentes de haber sufrido burlas respecto a su tamaño o peso.

BULIMIA NERVIOSA
Bulimia o bulimia nerviosa forma parte de un trastorno psicológico y alimentario. Es un comportamiento en el cual el individuo se aleja de las pautas de alimentación saludable consumiendo comida en exceso en periodos de tiempo muy cortos (lo que le genera una sensación temporal de bienestar), para después buscar o eliminar el exceso de alimento a través de ayunos, vómitos, purgas o laxantes.

 

CARACTERISTICAS

Una de sus características esenciales consiste en que la persona sufre episodios de atracones compulsivos, seguidos de un gran sentimiento de culpabilidad y sensación de angustia y pérdida de control mental por haber comido en "exceso". Suele alternarse con episodios de ayuno o de muy poca ingesta de alimentos, pero al poco tiempo vuelven a surgir episodios de ingestas compulsivas. Un atracón consiste en ingerir en un tiempo inferior a dos horas una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de individuos comerían.

Otra característica esencial de este trastorno la constituyen las conductas compensatorias inapropiadas para evitar la ganancia de peso. Muchos individuos usan diferentes medios para intentar compensar los atracones: el más habitual es la provocación del vómito. Este método de purga (patrones cíclicos de ingestión excesiva de alimentos y purgas) lo emplean el 80-90 por ciento de los sujetos que acuden a centros clínicos para recibir tratamiento. Los efectos inmediatos de vomitar consisten en la desaparición inmediata del malestar físico y la disminución del miedo a ganar peso. Otras conductas de purga son: el uso excesivo de laxantes y de diuréticos, enemas, realización de ejercicio muy intenso y ayuno.


TIPOS DE BULIMIA
En función del tipo de purga que utilizan para compensar el atracón, tenemos:
§  Tipo purgativo: cuando se utiliza como conducta compensatoria el vómito (emesis), los laxantes, los diuréticosenemas, jarabe deipecacuana o incluso la teniasis, (infestación por solium), para eliminar lo más pronto posible el alimento del organismo.6
§  Tipo no purgativo: Entre el 6% y el 8% de los casos de bulimia se llevan a cabo otras conductas compensatorias, como el ejercicio físico intenso, no hacer nada o hacer mucho ayuno; es un método menos efectivo para contrarrestar y deshacerse de las calorías. El tipo no purgativo se da solo en, aproximadamente, el 6%-8% de los casos de bulimia, ya que es un método menos efectivo de eliminar del organismo un número tan elevado de calorías. Este tipo de bulimia suele presentarse también en quienes presentan el tipo purgativo, pero es una forma secundaria de control del pes

EFECTOS DIRECTOS Y SECUNDARIOS

Aspiración (paso del contenido gástrico al árbol bronquial).
§  Rotura esofágica o gástrica.
§  Neumomediastino o neumotorax (entrada de aire al interior de la cavidad torácica).
§  Hipopotasemia (niveles bajos de potasio en la sangre).
§  Arritmia cardíaca
§  Ansiedad o compulsión por comer.
§  Obsesión por mantener un peso corporal debajo del normal
§  Abuso en el consumo de medicamentos laxantes y diuréticos.
§  Seguimiento de regímenes dietéticos diversos.
§  Deshidratación
§  Alteraciones menstruales y amenorrea; esterilidad.
§  Incremento y reducción bruscos de peso, desestabilidad en el peso.
§  Aumento en la frecuencia de caries dentales.
§  Aumento del tamaño de las glándulas salivales e infección de estas.
§  Pérdida de cabello
§  Desmayos muy frecuentes, mareos.
§  Heridas de la mucosa bucal.
§  Alteración o pérdida esmalte dental.
§  Dolores de cabeza y migraña.
§  Dolores en la garganta (después de vomitar).
§  Piel seca
§  Debilidad en las piernas.
§  Disfonía
La tasa de mortalidad se sitúa en un 5%. Un estudio indica que el 20% de las mujeres con bulimia siguen luchando contra el trastorno después de diez años


TRASTORNOS DEL ESTADO DE ANIMO
Trastornos del estado de ánimo es el término que reciben un grupo de trastornos definidos por el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, para los cuales se teorizan una serie de características subyacentes como causa de alteraciones en el estado de ánimo. El DSM-IV define, por una parte, episodios afectivos, de carácter depresivo (estado de ánimo deprimido o pérdida del interés o sensación de placer), o maníaco, (estado de ánimo anormal y persistentemente elevado, expansivo o irritable). Estos episodios se combinarían generando diversos patrones, constituyendo así los diferentes trastornos del ánimo.
Originalmente, el psiquiatra inglés Henry Maudsley propuso una categoría de desórdenes o trastornos afectivos. Posteriormente ese término fue remplazado por trastorno del estado de ánimo, término que hace mayor enfatizando el aspecto subyacente o longitudinal de esta categoría.
Kay Redfield Jamison y otros, han estudiado los posibles enlaces entre los trastornos del estado de ánimo —especialmente el trastorno bipolar— y la creatividad, concluyendo que algunos tipos de personalidad pueden favorecer a la vez el padecimiento de trastornos del estado de ánimo y la creatividad. La relación entre depresión y creatividad parece presentarse con mayor intensidad entre poetas mujeres.

DEPRESION
La depresión (del latín depresivo, que significa «opresión», «encogimiento» o «abatimiento») es un trastorno del estado de ánimo, ya sea desde el punto de vista de la psicología o desde el punto de vista de la psiquiatría, pero siempre dentro del ámbito de la psicopatología. Según el modelo médico, la psiquiatría la describe como un trastorno del estado de ánimo y su síntoma habitual es un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente.
El término médico hace referencia a un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida. Aunque ése es el núcleo principal de síntomas, la depresión también puede expresarse a través de afecciones de tipo cognitivo, volitivo o incluso somático. En la mayor parte de los casos, el diagnóstico es clínico, aunque debe diferenciarse de cuadros de expresión parecida, como los trastornos de ansiedad. La persona aquejada de depresión puede no vivencia tristeza, sino pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades lúdicas habituales, así como una vivencia poco motivadora y más lenta del transcurso del tiempo. Su origen es multifactorial, aunque hay que destacar factores desencadenantes tales como el estrés y sentimientos (derivados de una decepción sentimental, la contemplación o vivencia de un accidente, asesinato o tragedia, el trastorno por malas noticias, pena, y el haber atravesado una experiencia cercana a la muerte). También hay otros orígenes, como una elaboración inadecuada del duelo (por la muerte de un ser querido) o incluso el consumo de determinadas sustancias (abuso de alcohol o de otras sustancias tóxicas) y factores de predisposición como la genética o un condicionamiento educativo. La depresión puede tener importantes consecuencias sociales y personales, desde la incapacidad laboral hasta el suicidio. Desde la biopsiquiatría, a través de un enfoque farmacológico, se propone el uso de antidepresivos. Sin embargo, los antidepresivos sólo han demostrado ser especialmente eficaces en depresión mayor/grave (en el sentido clínico del término, no coloquial).1
El término en psicología de conducta (ver terapia de conducta o modificación de conducta) hace referencia a la descripción de una situación individual mediante síntomas. La diferencia radica en que la suma de estos síntomas no implica en este caso un síndrome, sino conductas aisladas que pudieran si acaso establecer relaciones entre sí (pero no cualidades emergentes e independientes a estas respuestas). Así, la depresión no sería causa de la tristeza ni del suicidio, sino una mera descripción de la situación del sujeto. Pudiera acaso establecerse una relación con el suicidio en un sentido estadístico, pero tan sólo como una relación entre conductas (la del suicidio y las que compongan el cuadro clínico de la depresión). Es decir, en este sentido la depresión tiene una explicación basada en el ambiente o contexto, como un aprendizaje des adaptativo.

Trastorno depresivo mayor, episodio único o recidivante

Código CIE-10: F32, F33
También conocida como depresión mayor, depresión unipolar o depresión clínica, se da en el paciente que tiene uno o más episodios depresivos mayores. Si el episodio es único, el diagnóstico es trastorno depresivo mayor de episodio único, mientras si ha habido más de un episodio, se diagnostica trastorno depresivo mayor recurrente. El término depresión unipolar se opone al de depresión bipolar o trastorno maníaco-depresivo, e indica que el estado de ánimo se mantiene en un solo polo emocional, sin existencia de períodos de manía. Los criterios que establecen tanto el DSM-IV como el CIE-10 para el trastorno depresivo mayor son:10
§  Criterio A: La presencia de por lo menos cinco de los síntomas siguientes, durante al menos dos semanas:
§   
§  Estado de ánimo triste, disfórico o irritable durante la mayor parte del día y durante la mayor parte de los días
§  Anhedonia o disminución de la capacidad para disfrutar o mostrar interés y/o placer en las actividades habituales
§  Disminución o aumento del peso o del apetito
§  Insomnio o hipersomnio (es decir, dificultades para descansar, ya sea porque se duerme menos de lo que se acostumbraba o porque se duerme más; véanse los trastornos en el sueño)
§  Enlentecimiento o agitación psicomotriz
§  Astenia (sensación de debilidad física)
§  Sentimientos recurrentes de inutilidad o culpa
§  Disminución de la capacidad intelectual
§  Pensamientos recurrentes de muerte o ideas suicidas
§  Criterio B: No deben existir signos o criterios de trastornos afectivos mixtos (síntomas maníacos y depresivos), trastornos esquizoafectivos o trastornos esquizofrénicos.
§  Criterio C: El cuadro repercute negativamente en la esfera social, laboral o en otras áreas vitales del paciente.
§  Criterio D: Los síntomas no se explican por el consumo de sustancias tóxicas o medicamentos, ni tampoco por una patología orgánica.
§  Criterio E: No se explica por una reacción de duelo ante la pérdida de una persona importante para el paciente.

 

Trastorno distímico

Artículo principal: Distimia.
Código CIE-10: F34.1 Los criterios para este tipo de trastorno depresivo son:
§  Criterio A: Situación anímica crónicamente depresiva o triste durante la mayor parte del día y durante la mayor parte de los días, durante un mínimo de dos años.
§  Criterio B: Deben aparecer dos o más de estos síntomas:
§   
§  Variaciones del apetito (trastornos en la alimentación)
§  Insomnio o hipersomnia (es decir, dificultades para descansar, ya sea porque se duerme menos de lo que se acostumbraba o porque se duerme más; véanse los trastornos en el dormir)
§  Astenia
§  Baja autoestima
§  Pérdida de la capacidad de Concentración mental
§  Sentimiento recurrente de desánimo o desesperanza
§  Criterio C: Si hay periodos libres de los síntomas señalados en A y B durante los dos años requeridos, no constituyen más de dos meses seguidos.
§  Criterio D: No existen antecedentes de episodios depresivos mayores durante los dos primeros años de la enfermedad. Si antes de la aparición de la distimia se dio un episodio depresivo mayor, éste tendría que haber remitido por completo, con un periodo posterior al mismo, mayor de dos meses, libre de síntomas, antes del inicio de la distimia propiamente dicha.
§  Criterio E: No existen antecedentes de episodios maníacos, hipomaniacos o mixtos, ni se presentan tampoco los criterios para un trastorno.
§  Criterio F: No hay criterios de esquizofrenia, de trastorno delirante o consumo de sustancias tóxicas (véase adicción).
§  Criterio G: No hay criterios de enfermedades orgánicas.
§  Criterio H: Los síntomas originan malestar y deterioro de las capacidades sociales, laborales o en otras áreas del funcionamiento del paciente.

 

Trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo o mixto (ansiedad y ánimo depresivo)

Código CIE-10: F43.20, F43.22
Por trastorno adaptativo o depresión reactiva, se acepta la aparición de síntomas cuando ésta ocurre en respuesta a un acontecimiento vital estresante, y no más allá de los tres meses siguientes a su aparición. Se habla de depresión reactiva cuando el cuadro es más grave de lo esperable o tiene mayor repercusión funcional de la que cabría esperar para ese factor estresante. Debe existir, entonces, un criterio de "desproporción" para su diagnóstico.

Trastorno depresivo no especificado

Se denomina trastorno depresivo no especificado a aquella situación en la que aparecen algunos síntomas depresivos, pero no son suficientes para el diagnóstico de alguno de los trastornos previos. Esta situación puede darse cuando existe un solapamiento de síntomas depresivos con un trastorno por ansiedad (síndrome ansioso-depresivo), en el contexto de un trastorno disfórico premenstrual o en cuadros de trastorno depresivo post-psicótico (residual) en la esquizofrenia.

Otros tipos

Duelo patológico: En el DSM-IV se contempla una situación de duelo que puede precisar tratamiento, aunque sin cumplir los criterios de ninguno de los trastornos previos.

Clasificación de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental

Desde un punto de vista diagnóstico y terapéutico, la FEPSM señala la improcedencia de las clasificaciones actuales (depresión mayor, dístoma) y la utilidad y vigencia de criterios clásicos, como depresión melancólica, depresión no melancólica, depresión psicótica y depresión

SUICIDIO
El suicidio es el acto por el que un individuo, deliberadamente, se provoca la muerte.
Se estima que las dos terceras partes de quienes se quitan la vida sufren depresión que los parientes de los suicidas tienen un riesgo más elevado (hasta cinco veces más) de padecer tendencias al respecto. Los padecimientos psíquicos se encuentran presentes en 9 de cada 10 casos de suicidio; entre ellos, aparte de la depresión se encuentran también los trastornos de ansiedad y las adicciones.
l suicidio puede ser efecto de trastornos psiquiátricos, que comúnmente se acompañan de depresión o ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, el trastorno bipolar, la esquizofrenia y todos los trastornos de depresión. En estos casos es principalmente la enfermedad lo que provoca el suicidio y no el análisis lógico del individuo. Antes que la acción, el suicidio comienza en el pensamiento. Ya sea por problemas personales y/o emocionales, las personas suicidas deben ser evaluadas como individuo para entonces entender el suicidio a nivel social. Estos individuos poseen un sentido de indefensión y desesperanza ante las situaciones que los afectan. Las personas suicidas exhiben algunas características tales como depresión, impulsividad, baja tolerancia a la frustración. Suelen ser pacientes más agresivos, exigentes, dependientes e insatisfechos que los demás. Teniendo en cuenta el perfil de la persona suicida se podrían prevenir algunos suicidios con psicoterapia, farmacoterapia y hospitalización en casos extremos. Los indicadores y comportamientos varían dependiendo de la persona. Según la cuarta versión de El Manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales, los pensamientos recurrentes (no solo el temor a la muerte), ideación suicida recurrente sin un plan específico o una tentativa de suicidio o un plan específico para suicidarse son síntomas de personas con depresión mayor.
El proyecto suicida nunca es improvisado, aunque la realización a veces sea impulsiva. El suicida lo venía pensando desde tiempo antes, y en la mayoría de los casos se lo había comunicado a alguien con anterioridad. La idea de que alguien que habla de suicidarse no lo hará es falsa, toda amenaza debe ser tomada seriamente.2
Para algunos psiquiatras y psicólogos no existe un único factor desencadenante de un suicidio, sino que éste es una acción multideterminada por diversos factores intervinientes que al conjugarse se potencian.2
En un estudio realizado en Buenos Aires, con suicidas que tenían un historial de internaciones psiquiátricas, aparecieron como factores destacados2
§  Aislamiento y soledad, con pérdida de apoyo y lazos sociales.
§  Presencia de conductas suicidas (fantasías, ideación, amenazas, intentos y/o equivalentes).
§  La heteroagresividad demostró ser una característica tan marcada como cualquier elemento depresivo (fantasías de homicidio, conductas agresivas y violentas hacia otros). Cuando la manifestación externa se ve bloqueada de alguna forma, estos impulsos destructivos se vuelven contra sí mismo.
§  Dificultades familiares serias (abandono, rechazo, etc.). Los familiares mostraron escasa empatía con el paciente, poca comprensión y conciencia de la situación de peligro y serias dificultades para contenerlo emocionalmente.
§  No evolución favorable de la enfermedad psiquiátrica (cronicidad).
§  Estados depresivos.
Todas éstas resultaron ser variables de altísimo potencial suicida pero en ningún caso la existencia de una sola fue suficiente para desencadenar un suicidio.

Existe mayor riesgo cuando los síntomas de ansiedad, insomnio, angustia, desesperanza o son acompañados por síntomas psicóticos e ideas delirantes paranoides o melancólicas. En muchos casos el acto suicida se lleva a cabo luego de una engañosa mejoría de los síntomas ya que algunos se tranquilizan cuando ya tienen tomada la decisión.2

La idea de muerte puede surgir por muchos motivos diferentes:
§  Como expresión de pensamientos acerca de la inutilidad de la existencia y el vacío
§  Como escape a la tortura de los perseguidores internos en los cuadros paranoides
§  Como deseo vengativo hacia otra persona, de control hostil del otro, de castigo del otro o una búsqueda de impacto en los otros
§  Como el deseo de promover cambios en las actitudes o sentimientos de los demás, o buscar averiguar póstumamente si se es querido por los otros
§  Como fantasía de evasión, de escaparse del conflicto, un deseo de liberación, una fantasía de paz eterna
§  Como deseo de expiación por alguna culpa o pecado
§  Como deseo de recomenzar una vida nueva acompañado por la fantasía de renacer después de la muerte
§  Como deseo de rehabilitación del prestigio y el honor con fantasías de gloria
§  Como caída de la autoestima unida a una sensación de impotencia extrema después de una injuria narcisista
§  Como búsqueda de tranquilidad
§  Como deseo apasionado de reunión erótica con un objeto (persona amada) amado muerto
§  Como deseos de reconquista o de reivindicación
§  Como deseo de lograr el amor de un objeto (persona amada) vivo
§  Como deseo de aniquilación del Yo
§  Como deseo de conmover a otros o generarles culpabilidad o perjudicarlos de alguna manera y hacerlos sufrir






Bibliografía
Dra. Jones Guerrero Rebeca, Psicología medica, 3 edición
Dr. Ramón de la Fuente, psicología médica, 2 edición
Freides David, Trastornos del desarrollo, 3 edición






No hay comentarios:

Publicar un comentario